Logo UNIMA

Union Internationale de la Marionnette

ONG con estatuto consultivo en la UNESCO

Espace membre

Actualidad

Nosotros, en la UNIMA, la organización mundial de la marioneta y una de las más antiguas organizaciones de teatro en el mundo, hemos sabido pro distintas fuentes que los dos titiriteros españoles, Raúl García Pérez y Alfonso Lázaro de la Fuente han sido detenidos, luego, liberados, pero privados de sus pasaportes y sus títeres, a la espera de su regreso a la justicia.
Subrayando el valor del derecho a la libertad de expresión, sin entrar en el fondo del asunto, es nuestra posición que ningún individuo debería verse privado de sus derechos fundamentales, y su libertad de expresión, lo que incluye el derecho de tener un juicio justo, principio básico de todas las democracias, pero también de la UNESCO a la cual está afiliada la UNIMA, tal y como se estipula en el preámbulo de nuestros estatutos: «La UNIMA (Unión Internacional de la Marioneta) es una Organización Internacional no Gubernamental que reúne a personas del mundo entero que contribuyen al desarrollo del arte de la Marioneta, con el objetivo de, mediante este arte, servir a los valores humanos tales como la paz y la comprensión mutua entre los pueblos, cualquiera que sea su raza, sus convicciones políticas o religiosas, la diversidad de sus culturas, en conformidad con el respeto a los derechos fundamentales del ser humano, tal y como son definidos en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de las Naciones Unidas de 10 de Diciembre de 1948.»
Por lo tanto, España siendo un país democrático, la UNIMA espera que los titiriteros en cuestión y todos los artistas/titiriteros, sean plenamente escuchados antes de que se tome al respecto cualquier decisión final.
Es decir que los titiriteros gocen del derecho de defensa, ofreciendo su punto de vista con relación a su espectáculo.
Los espectáculos y los personajes que encarnan los títeres son un patrimonio de la humanidad, transmitiendo ideas, historias, expresiones y la voz del pueblo, que es la base de cualquier nación democrática secular.
Los titiriteros no deberían nunca ir a la cárcel por el contenido de sus espectáculos. La UNIMA se basa en los derechos humanos – la libertad de expresión es importante para los titiriteros de todo el mundo.
Cita de John F. Kennedy:
La preocupación de los artistas por la justicia forma parte de la construcción de una nación. La sociedad tiene que mantener a sus artistas libres para que alimenten las raíces de la cultura. En una sociedad libre, el arte no es un arma.