Logo UNIMA

Union Internationale de la Marionnette

ONG con estatuto consultivo en la UNESCO

Espace membre

Beca de Festival – Una experiencia inolvidable en el Festival of Wonder de Silkeborg, Dinamarca

Festival of Wonder in Silkeborg - Denmark in 2019

Cuando nos sentamos a dialogar sobre esta reseña, tuvimos que pensar cómo traducir en palabras tantas emociones vividas en tan pocos días.

Como Latinoamericanas entendemos que muchas veces las oportunidades de viajar tan lejos a conocer otras culturas y hechos artísticos es casi nula. En un contexto en que la estructura socio-económica de nuestro país no nos favorecía, viajar al Festival of wonder fue un enorme desafío que abordamos con mucho coraje cuando le confirmamos a Louise y Ulla nuestra asistencia.

No podemos dejar de destacar y agradecer ya que sin la ayuda que nos brindó la UNIMA este intercambio hubiese sido imposible.

Llegar a Silkerborg y sentir que ha comenzado lo que hace un año atrás estábamos tan solo soñando. Un mar de arte aguardaba para inundarnos por los próximos 4 días. Los cuentos de hadas, se desplegaban sobre las calles de esta pequeña ciudad, de lenguaje y semblantes desconocidos.

La temática elegida junto con un criterio impecable de selección de espectáculos fue lo que nos llamo la atención del Festival of Wonder. Creemos que este criterio de selección refleja una enorme dedicación, pasión y profesionalismo de quien lo práctica, en este caso, Ulla se lleva toda nuestra admiración por su trabajo. Como mujeres, ponemos en valor, lo que significa que una mujer lleve a cabo un festival de tanto éxito y renombre.

Todas las obras han sido de la más alta calidad, con estéticas, poesía, técnicas y combinaciones muy variadas. Volvemos a ver las imágenes en nuestra mente, hemos estado en un cuento de hadas. Dimitri, sin duda se llevó nuestro corazón y unas cuantas lágrimas de felicidad, luego de sentir tan fervientemente como a cada instante arriesgó su vida por su arte, ha logrado con la comicidad y la ternura, sintetizar en su obra, la vida y muerte.

Como estudiantes y jóvenes artistas llegar al festival fue una experiencia que sin duda marcó nuestra vida para siempre. Hemos oido a artistas de distintas partes del mundo hablar sobre espectáculos, festivales en otros países, anécdotas de ediciones anteriores y nuevas propuestas para este año. Principalmente nos sentimos afortunadas de poder charlar y reflexionar con muchos de los invitados acerca del arte contemporáneo. Por primera vez respiramos el lado «B» de los espectáculos y disfrutamos junto a los artistas de platicar acerca de sus procesos creativos, planes y proyectos, y también acercar nuestra visión del arte Latinoamericano y del Teatro Argentino para quienes, tal vez, desconocen nuestra cultura.

Jamás dejaremos de sentirnos agradecidas por una oportunidad tan valiosa que sin duda enriqueció y complemento la formación en teatro de objetos que realizamos en nuestro país.

Además de brindarnos la posibilidad de hacer amistad con amorosos y excelentes artistas planeando reencuentros en otros espacios y eventos artísticos en el futuro. Este festival brinda un acontecimiento que sorprende a niños y adultos, creando nuevas apuestas para el arte contemporáneo, recuperando la belleza de la experiencia contra tanta vida virtual moderna.

Hay un mensaje claro que se expone en cada performance y nos invita a la reflexión. La cultura danesa abriéndose a los ojos del mundo pero también expresiones artísticas internacionales llegando a Silkeborg por cuatro días para sorprender y enamorar a los habitantes. Soñamos con más espacios de encuentro como este alrededor del mundo y creemos que es necesario que en cada edición culturas de más países lleguen a Silkeborg. Tal vez ese sea nuestro desafío como jóvenes titiriteras, crear nuevos lazos que den a conocer el arte que desempeñamos con tanta dedicación y calidad los artistas latinoamericanos. Creemos en lo necesario y asombroso que sería que el publico Danés goce de ver algunas de las obras que hemos visto en argentina y nos han deslumbrado tal y como lo han hecho cada una de las obras que vimos en el Festival of Wonder.

A Ulla y Paul les agradecemos el habernos hecho sentir parte de cada momento del Festival y habernos recibido con tanta hospitalidad y amabilidad. Sentimos que el haber venido desde tan lejos, ha valido la pena. Nos vamos del festival cargadas de adrenalina, de tantas ideas que dan vueltas por nuestra cabeza y que queremos sembrar cuando volvamos a Argentina. Sin duda nos quedá mucho camino por recorrer, y creemos que este fue tan solo el comienzo.

El objetivo del festival ha sido cumplido, una parte de nosotras ha muerto para darle vida a otra visión del arte como la conocíamos. No quedan dudas, volveríamos a Silkeborg en 2021!

Carolina y Alfonsina