Logo UNIMA

Union Internationale de la Marionnette

ONG con estatuto consultivo en la UNESCO

Espace membre

Actualidad

El mar

El Mar siempre llevó a los narradores y sus historias de una playa a otra, de una isla a la siguiente, de un continente a muchos. Esas historias se arremolinaron juntas, marinadas en numerosos potajes culturales, volviéndose mágicas e inmortales.

Es este el material de las historias, desde tiempos inmemoriales, llena de dragones marinos, sirenas y muchas criaturas fantásticas.

Es a través de estos canales que princesas y piratas, marineros y comerciantes, tomaron ajuares de riqueza, séquitos de artesanos, bufones de la corte y productos exóticos y, por supuesto, las grandes mitologías como el Mahabaharata, el Ramayana, el Sagar Manthan, Simbad el marinero, Viaje a Occidente o Las mil y una noches… mientras viajaban de una cultura a otra.

Las historias cambiaron con cada narración, sumando capas sutiles a lo largo de los siglos. Entreteniendo, distrayendo, alimentando las almas de viajeros, aventureros, villanos y héroes de tierras lejanas y desconocidas.

El Mar sigue siendo mágico y misterioso, tocando la vida de millones en este planeta. Alimenta, sostiene y habita la imaginación de todos. El Océano es la fuerza de la que emergió toda la vida en este planeta.

Pero la realidad actual es desgarradora. El mar es nuestra última frontera hoy -la última frontera entre nosotros y la aniquilación de la vida tal como la conocemos. Actualmente el mar está contaminado, jadeando por la vida, estrangulado por las redes de la codicia y el despilfarro negligente. Ha sido reducido a una sopa de basura con corales y vida marina moribundos. Cada uno de nosotros es de alguna manera parte de esta triste realidad.

Aquí, hoy, hay entonces un desafío para todos los narradores de historias, para revivir el respeto por los Mares de la Tierra, nuestro único hogar.

Pongamos nuestro talento colectivo a la tarea. ¡Ahora!

Traducción: Susy López


Ranjana Pandey

Titiritera, dramaturga, directora de teatro y televisión y educadora hindú, Ranjana Pandey se graduó de Literatura Inglesa en la Universidad de Delhi, con un Máster en Ciencias de la Información y un Diploma en Periodismo. Se formó en teatro de títeres en Bélgica con el Teatro Toone, Teatro Tilapin, y el Théâtre du Peruchet.

En 1982, Ranjana Pandey fundó y dirigió Jan Madhyam (“Medios de Comunicación de la gente” o “del pueblo”), organización educativa comunitaria con títeres, que aprovecha los medios de comunicación. (N. del T.: En un programa multimedia para niños en edad preescolar, las marionetas, los juegos, la música, la danza y las artesanías se tejieron para detonar la imaginación creativa del niño, con el tema “El aprendizaje es divertido”). Ranjana Pandey es una de las pioneras del subcontinente indio en explorar las marionetas como terapia.

Jan Madhyam creó una serie de espectáculos semanales de marionetas (1984-1990) titulado “Chowkoo-Pili” (Chowkoo, o niño “cabeza de cubo”, y Pili, o niña “amarilla”) para jóvenes con discapacidad intelectual de Delhi, que enseña conceptos de aprendizaje y desarrolla habilidades sociales y valores, realizados con sus asociadas Karen Smith y Shubha Saxena. Estos espectáculos semanales fueron llevados a escuelas, barrios y pueblos de la Gran Delhi y de la región de Haryana. Este trabajo ha seguido mejorando la vida de los discapacitados, prestando especial atención a las niñas y las mujeres.

Otros programas de comunicación para el desarrollo que utilizan marionetas y acción de los medios se han centrado en la alfabetización, las necesidades de los discapacitados, la ecología, las especies en peligro de extinción, la generación de recursos, el saneamiento, la salud, y la violencia contra las mujeres.

Entre 2000-2002, Ranjana Pandey creó y dirigió la primera serie de televisión basada en marionetas, con 18 episodios para niños, Khullum Khulla (Libre y Abierto), que fue emitido por la televisión nacional de la India, Doordarshan, repetidas veces durante un período de dieciocho meses.

Ranjana Pandey está al mando de diversos centros de enseñanza para profesores y comunicación de masas, incluyendo la Jamia Millia Islamia (Islámica Nacional) de la Universidad de Nueva Delhi, además de dar talleres sobre títeres para la educación, la terapia y el desarrollo.